29 de ene. de 2012

Sundecop debe considerar toda la estructura de costos

Expertos explican que costos directos e indirectos impactan los precios.

29-01-12 La Superintendencia Nacional de Costos y Precios (Sundecop) se ha mantenido de bajo perfil este año, y no ha ofrecido mayores detalles del proceso de revisión de los costos de producción que suministraron las empresas en el registro que culminó el 30 de diciembre de 2011. La notificación de los nuevos "precios justos" que serían fijados -al alza o a la baja- en los productos que integran las 19 categorías que fueron congeladas en noviembre de 2011, se haría en principio el 15 de diciembre y, por falta de información para la formación del importe, el anuncio se prorrogó para el 15 de enero. Ese día tampoco hubo pronunciamiento oficial de la Sundecop. Sin embargo, el vicepresidente de la República, Elías Jaua informó que entre el 15 de enero y el 1°de febrero, los precios serían notificados a las empresas para su discusión y en caso de haber desacuerdo sobre los valores determinados por el organismo, se tomaría en cuenta la opinión de los sectores involucrados y se harían las modificaciones necesarias. 

Pero las empresas no han recibido información al respecto, lo que ha despertado incertidumbre en los sectores objeto de la regulación -productos de cuidado personal y de mantenimiento del hogar, bebidas y compotas- sobre los criterios que se estarían tomando en cuenta para la determinación de los precios. Temen que el Ejecutivo desestime parte de los componentes de las estructuras de costos que maneja el sector privado.

El economista Ángel Alayón señala que el desconocimiento de cualquiera de los componentes de la cadena de producción sería perjudicial para la empresa, y podría tener efectos negativos sobre la producción y el abastecimiento, afectando principalmente al consumidor.

"Para que una empresa pueda operar sin que se afecten sus niveles de producción es necesario reconocer todos los gastos asociados a la actividad económica que realiza".

Si bien los costos varían dependiendo del tipo de producto, en el caso de los artículos de consumo masivo, que son los que están siendo analizados, la materia prima, los insumos y la mano de obra son los que más peso tienen dentro de las estructuras de costos.

Los lineamientos sobre el detalle de los costos que se reconocerán, y los criterios para establecer márgenes de ganancia, no están especificados en el Reglamento Parcial sobre la Sundecop, sin embargo, el texto señala que los mismos serán establecidos mediante providencia administrativa de la Superintendencia Nacional de Costos y Precios.

El ente no reconocerá "aquellas prácticas o artificios que impliquen la manipulación de los precios entre empresas; la simulación de la fragmentación de la propiedad; tercerización de las operaciones sustantivas o cambios en el tipo de presentación de los bienes o prestación del servicios con el propósito de distribuir gastos o evadir la regulación y controles de precios, o cualquier otra norma vinculada con el objeto de la Ley de Costos y Precios".

El organismo tampoco tomará en cuenta "aquellas prácticas que puedan favorecer una sobreestimación o subestimación" de los costos y gastos en la producción, transformación, distribución e intercambio de bienes o servicios relacionados con operaciones comerciales.

Crece la incertidumbre
Hasta ahora, los criterios sobre los costos que serán reconocidos y los que no, son bastante ambiguos. Tanto el vicepresidente Jaua como la Superintendente de Costos y Precios, Karlin Granadillo, han señalado que se reconocerán todos aquellos que estén vinculados directamente al proceso de producción, y garantizan que ninguno de los precios quedará por debajo del costo real. 

Existe sin embargo, incertidumbre en relación a otros costos indirectos, como por ejemplo la publicidad.

La publicidad forma parte de los costos de producción. Al respecto, Alayón explica que aunque es un porcentaje inferior al que pueden tener la materia prima y la mano de obra, ese gasto forma parte de los costos de producción, y si se limita o no se reconoce, de alguna manera se limita a la empresa a no poder competir con otras industrias.

"La publicidad es importante porque tiene como función transmitir información a los consumidores de la existencia del producto y la marca. También permite dar a conocer las ofertas y promociones, y sirve de vínculo para transmitir seriedad y compromiso con el consumidor. Todo esto es necesario para que haya competencia en el mercado", señaló Alayón.

Acotó que si no se reconoce algún costo o gasto de la actividad productiva eso tendrá como efecto la escasez, aún cuando haya empresas que estén dispuestas a producir bajo esos términos.

El reglamento de la Sundecop también estipula que "tercerización de las operaciones sustantivas" tampoco serían reconocidas. El desconocimiento de esto también sería un error, incluso para las empresas del Estado.

"Toda empresa pública o privada contrata servicios, por lo que hay que tomar en cuenta la contratación de terceros. Las empresas contratan flotas de camiones, por ejemplo, y eso es un costo y hay que reconocerlo", apuntó el economista.
ElUniversal.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada